Teruel

 

La cerámica tradicional turolense, aparece entre los siglos XIII y XIV. Estamos en el inicio de una auténtica cerámica mudejar; cerámica que se desarrollará de igual manera en los siglos siguientes.

Se presenta como una de las pocas en las que se incluyeron todas las especialidades del barro, desde la cantería y la ollería a la producción de vajillas y azulejos. Estas formas de artesanía, se han ido conservando a través de los tiempos, como consecuencia de la permanencia en la ciudad de Teruel de muchos maestros ceramistas. Indudablemente, estos artesanos de la arcilla siempre han ocupado un lugar importante en la historia de esta ciudad.


 

 

 

VolverContinuar